«ROBANDO EL FUEGO DE LOS DIOSES» (Capítulo I/actualización: agosto 2005)

Por María Belén Moncayo

paco-cuestasi

Autor: Paco Cuesta

Un objeto de color ocre crepita en aceite, habita todo el cuadro, cuando la toma se abre ¡plop! explota un grano de canguil.  Esos seis minutos en 16mm ocupan la primera película de cine experimental que vi hacia fines de los 80 del siglo pasado en la Cinemateca de la CCE-Quito. Hoy, la nula existencia de un estudio del tema en el contexto, me ha traído hasta esta primera instancia de revisión y reflexión sobre el uso de la IM como herramienta de expresión de los artistas visuales ecuatorianos y extranjeros.  Primera, ya que esta exhaustiva investigación se plantea como un work-in-progress que documente a futuro estas manifiestaciones conforme vayan apareciendo en el circuito artístico.

Del sueño a la vigilia el ser urbano universal confronta una dictadura visual:  Paisajes virtuales en ascensores, videoarte en teléfonos celulares, en salva-pantallas de ordenador, en la red, en vallas; imágenes numéricas en conciertos; cine y vídeo fusionados con escultura, instalación, performance y danza cuya visibilidad aborda espacios de diversa índole. Este parcial enunciado, motor de este análisis, precisa examinar la temporalidad de estos NM, en la medida en que el panorama ecuatoriano no se exime de la condición fagocitaria que imprime el arte contemporáneo.

Leer texto completo