Fe y la salvación. Ensayo de Luis Herrera

 

Fe y la salvación.
La vida injusta y la justicia justa..

La esperanza en el encierro.

En el Viernes Santo, me encontré con la fe que se esconde tras de los cucuruchos y los trajes violetas. Tratando de romper con el oficio del fotógrafo, en el intento de sentirme fuera de un número alto de personas con cámaras de fotos, todos en el acto desesperado de ser el o la mejor, todos tratando de sacar la foto de portada para la revista o el medio de prensa, decidí salirme, y conversar un poco con los sujetos a los cuales estaba tomándoles la foto.

En las primeras charlas me llamo la atención los tatuajes y crearon en mi un morbo que no sabia como explicarme; imágenes borrosas y deformes, figuras que poco a poco mostraban la fe en los cuerpos de las personas, una fe grabada para no olvidar, un recuerdo que año tras año regresa. La esperanza del día a día que en el encierro sentimos, la necesidad permanente de un cambio los devotos al Viernes Santo. Cuerpos marcados de sus deseos más profundos. Penas y recuerdos, formas y figuras que curan la soledad y el olvido.

Me lleno de curiosidad la cantidad de tatuados en el Viernes Santo, muchos de esos tatuajes realizados al interior de la cárcel, con tinta de esfero y con un par de agujas. Se siente las punzadas del dolor en cada una de las líneas, la figura de la cruz, la virgen, Jesús, palabras de amor, el Deportivo Quito, Barcelona, desnudas, corazones, “love”, lagrimas, flechas, águilas, cortes. El cuerpo maltratado, el cuerpo golpeado, la vida injusta y la justicia justa.

Gracias a la gente, que me permitió tomar estas fotos.
Luis Herrera Revelo