Re trato, Publicación de Gonzalo Vargas M.

Esta serie fue realizada en Quito entre 2009 y 2010. En un año de trabajo retraté a más de 100 personas y para esta publicación seleccioné a 43. Las personas que se incluyen aquí hacen parte de mi círculo de trabajo o guardan alguna vinculación con él: artistas, actores y actrices, fotógrafos y fotógrafas, coreógrafos, cineastas, arquitectos, diseñadores gráficos y de moda, músicos y estudiantes de arte.

Si bien esta serie de retratos podría considerarse como una documentación de parte de los creadores y creadoras artísticos del Quito de comienzos del siglo XXI, aquel no fue el objetivo principal que me propuse. Mi interés inicial radicó en retratar a las personas que estén dispuestas a participar bajo ciertos parámetros, publicar esas fotografías y esperar establecer alguna forma de relación entre el retratado, el retrato y los espectadores.

El proceso se desarrolló de la siguiente manera: tras establecer contacto con las personas interesadas vía Facebook, las cité en mi casa y luego de conversar un momento y lograr establecer cierto grado de confianza, las retraté en el improvisado estudio montado en la sala principal.

Al momento de hacer los disparos busqué que los retratados se expresaran frente a la cámara como ellos desearan, procurando capturar hasta el más mínimo detalle de su fisonomía. Realicé las tomas a color y posteriormente les apliqué un retoque digital, buscando un anacronismo en la estética del retrato para detonar en el espectador una lectura específica de la imagen, la que podría provocar un retrato clásico de la historia de la fotografía.

Luego de realizar el acto fotográfico, creé un álbum y lo cargué en mi perfil de Facebook, haciendo que las imágenes cobraran una vida social y que se dispararan relaciones entre los retratados y sus círculos de amistades. Estas relaciones se desarrollaron por medio de las herramientas de interactividad que brinda la interfase de la red social, como los comentarios, la etiqueta y la declaración de “gusto”, y así el proyecto trascendió aún más sus límites íntimos.

En este libro no se puede representar en su totalidad el proceso colectivo por el que han pasado los retratos, pero considero importante relatar cómo fue logrado, así como pensarlo en tanto una nueva fase del proceso, aquella en la que se manifiestan rasgos de la compleja relación existente entre el fotógrafo y el retratado, y donde sobresalen la subjetividad y teatralidad propias de cada persona que posa frente a la cámara.

El libro se encuentra a la venta con un costo de USD $10, contactar a Gonzalo Vargas a gonzalomiguelv@gmail.com por más información

Comentar

*