Testamento Comité de Actores Culturales – 2016

15731683_10155107575033570_1139860636_n

Queridos hijitos e hijitas:

Se va este año, lleno de mañas y cizañas.

Y  aunque mi afirmación les parezca extraña,

ahora les cuento cada patraña.

 

¡Yo soy el 2016!

Dejo sombras por doquier.

Muerte, hambre, incertidumbre,

!ya apagé todas las lumbres!

 

El mundo, patas arriba.

Rancia derecha ha surgido

Ratones, ratas, raposas

se han escapado del nido.

 

Rechazo a la paz en Colombia.

Trump y el Brexit han triunfado.

El mundo con atentados, hay muertos que son llorados,

otros invisibilizados, por misiles bombardeados.

 

Y en Ecuador, ¿qué ha pasado?

Los precios del crudo han bajado.

Ya sin platita el gobierno,

hipotecó hasta a su yerno.

 

Aquellas deudas a China

es como deber al Maligno.

Si a Satán vendes el alma,

soberanía a los chinos.

 

De la pachamama intercultural

todititos se olvidaron.

Disfrazados de ancestrales

al buen vivir pisotearon.

 

La cultura ¿ya es de todos?

Por estas tierras ni hablar.

Con nueve cultos ministros,

peinaditos hacia atrás.

 

Nueve años se tardaron.

La ley se aprobó al apuro.

Con Abad la socializaron

Y ni él la conoce, estoy seguro.

 

El Museo Nacional, ya parece puro cuento.

Colecciones y reservas, escondidas y en silencio.

Pisos, vidrios y ananays

solo sirven pal evento.

 

Quito, carita de Dios

de alhajas luces iluminada,

las multitudes fascinadas

Y de políticas culturales, nada de nada.

 

De la Fundación Museos, qué decir.

Con tanta decisión arrebatada,

cuando el vecino reunión fue a pedir,

Mediación comunitaria ya estaba cerrada.

 

El Centro de Arte es extraño,

de fantasmas se ha poblado.

Espectros inventan conceptos

sobre lo contemporáneo.

 

En este lugar sepulcral,

hasta la tienda cerraron.

Noventa artistas exponían, talleres se realizaban.

Según los directivos, solo democratizaban.

 

Y con el metro en San Francisco

Ya llegamos bien al colmo

Sobrepecio, soberbia y estafa

Sobre los hallazagos arqueológicos

 

Así se va terminando, así me voy despidiendo.

Aunque ya me tengo que ir, no me quedó muy contento.

Espero que para el  2017,  los artistas se organicen,

para que por la mediocridad, no se dejen subyugar.

 

Que me quemen y bailen encima.

Si de vivo ya lo hicieron.

Lo que estos no se dan cuenta,

es todo el tiempo que perdieron.

 

Sólo me queda por heredarles,

como son aparentes de  la cultura,

una plantita de ruda,

a ver quién se queda y quién se muda.
Comité de Actores Culturales
Quito, 30 de diciembre de 2016

 

Firmas:

Pablo Ayala, Daniel Ludeña, Jose Luis Macas, Manuel Kingman, Jaime Sánchez, Paola de la Vega

Comentar

*