Entrevista de Pablo Salgado al Comité de Actores Culturales

El 18 de mayo del 2016 enviamos un comunicado sobre la situación de las instituciones culturales de la ciudad, y específicamente sobre el nuevo modelo de gestión del Centro de Arte Contemporáneo de Quito. El 24 de mayo fuimos invitados por el periodista Pablo Salgado para conversar sobre el comunicado. A la entrevista asistieron Paola […]

De miedos, museos y políticas culturales

De miedos, museos y políticas culturales Callar o hablar, escribir y hacer públicas las ideas y cuestionamientos o dejarlas guardadas en el cajón del despecho. En este período de crisis institucional en el ámbito cultural, son necesarias posturas públicas; sin embargo, las arbitrariedades tienen una dimensión tan grande que dificultan plantear argumentos. Por ejemplo, ¿qué […]

25 Años del Pobre Diablo… y sigue contando por María del Carmen Oleas R.

El Pobre Diablo cumple 25 años y la ciudad de Quito a través de la Fundación Museos de la Ciudad le rindió un merecido homenaje con la muestra 25 Murales por los 25 años del Pobre Diablo. La muestra ocupó tres pabellones del CAC (Centro de Arte Contemporáneo). Cada pabellón exhibía los murales desmontables, muchos realizados en papel, que varios artistas ecuatorianos mostraron en las paredes de este restaurante durante sus 25 años. La música característica de este espacio acompañaba a los murales, cada pabellón tenía una curaduría musical diferente. Entre los artistas que fueron parte de esta exposición se puede contar a Ana Fernández, Marcelo Aguirre, Jaime Zapata, Jorge Espinosa, Wilson Paccha, entre otros. Cabe, sin embargo, la pregunta de por qué homenajear a este espacio y no a otros que en la ciudad de Quito, también han cumplido durante varios años con la labor de promover la cultura culinaria nacional y brindar espacios de esparcimiento al público capitalino.

Taller de técnicas de impresión alternativas a cargo de Esteban Pastorino

El objetivo del taller es que los participantes se familiaricen con técnicas de fácil implementación que no son ampliamente conocidas, con la finalidad de ampliar sus posibilidades de elección al momento de desarrollar formal y conceptualmente un proyecto fotográfico.

El taller es eminentemente práctico e intensivo y está dirigido a fotógrafos, artistas, aficionados, estudiantes de arte y áreas relacionadas que deseen experimentar y ampliar sus conocimientos técnicos.

“Recreación de la Historia” de Paúl Rosero por María del Carmen Oleas

La instalación que provee el nombre a la exposición, nace de las inquietudes del artista con respecto a los discursos mitológicos, científicos y de ocupación territorial como manifestaciones del conocimiento humano. Lo interesante de la propuesta de Rosero es que en su obra propone un diálogo entre estos tres discursos, ubicándolos a un mismo nivel y cuestionando la preminencia del discurso científico o académico, sobre el mitológico o el artístico.

MERCADO SAN ROQUE UNA CASA PARA TODOS

La presencia del comercio popular e indígena en la ciudad representa una lucha social histórica, actualmente en tensión con las políticas de patrimonio y las disputas por la memoria o los intereses ligados al turismo y la planificación urbana. El presente material audiovisual es un intento de aportar al debate sobre la diversidad, la interculturalidad, el derecho al trabajo y la ciudad en el devenir del Centro histórico de Quito.

Rutas por Giada Lusardi

En un momento tan crucial como el actual, donde la Universidad está reescribiendo sus programas académicos, RUTAS plantea una entrada para sondear los distintos caminos que han tomado los graduados de la carrera de Artes Visuales (CAV) de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE) desde su fundación en 1997 hasta el 2014.

Pilar Flores y su poética del silencio por Natalia Sierra.

En ausencia de la palabra estridente que ordena, la poética del silencio propuesta por Pilar interpela por la reconstrucción abierta y continua de la experiencia singular del caminante, que observa su obra. Acogido por el silencio, el ser se funde con sus impulsos oníricos, sabe que calla y que es sentido por otros. En el silencio el ser atestigua que se pertenece, que dejó de ser un extranjero en la ciudad perdida del lenguaje. La pertenencia le permite al ser entrar en el universo de sus pensamientos íntimos, escondidos entre las formas creadas por la soñadora de trazos.